Picaduras de medusas. Síntomas y tratamiento.

Picaduras de medusas. Síntomas y tratamiento.

A los viajeros que nos gusta veranear en lugares de cercanía costera debemos estar atentos a las posibles complicaciones que puedan aparecer durante las vacaciones. No solo debemos ahuyentar mosquitos y evitar su picadura por tierra, sino que el mar contiene innumerables peligros flotantes.

El mar Mediterráneo es el más cálido de todos los que bordean la península ibérica, por lo que cuando la temperatura del agua es más alta y existe corriente de levante, es muy probable encontrarse medusas flotando cerca de la orilla del mar.

¿Y quién no se ha asustado ante el peligro de ser picado por una medusa alguna vez?

Desde niños siempre nos han advertido de su presencia, para ser cuidadosos, pues a veces, las medusas se camuflan tan fácilmente que podemos confundirlas con una bolsa transparente o de colores variados. Por eso es importante saber cómo es una medusa.

Comprar crema solar

¿Cómo son?

Existe una gran variedad de características físicas en las medusas, dependiendo del tipo. Pero todas están formadas por un cuerpo gelatinoso, con forma de campana, de la que cuelga un manubrio tubular, a veces prolongado por tentáculos con células, que son las causantes de las picaduras.

A pesar de que llevemos todo el cuidado del mundo, puede que no podamos evitar su picadura o la sensación de picazón al rozarnos ligeramente con alguna de ellas.

Así que, para para librarnos de su molesta reacción, basta con utilizar una buena crema antimedusas y seguir las indicaciones del servicio de socorro. 

Normalmente cuando hay muchas medusas, la bandera es de color amarilla o roja dependiendo de la gravedad del estado del mar. Y si hay plaga ese día, suelen avisar por megafonía.

                                                      

Síntomas

La sensación de dolor ante la picadura de medusa animal es bastante intensa si es reciente. Tanto, que puede resultar inaguantable en un momento dado. ¿Por qué? Porque las medusas transfieren su veneno mediante sus células urticantes cuando sienten que están en peligro o cuando tienen que cazar para alimentarse. No atacan a las personas porque quieren, sino para defendersePor ello, los síntomas deben ser lo suficientemente fuertes como para evitar que su atacante deje de sentir interés por acercarse.

Estos síntomas suelen ser:

- Dolor y picazón.

- Inflamación, irritación y ardor en la zona.

- Aparición de una «huella» del contacto de los tentáculos con la piel.

- Enrojecimiento

- En ocasiones, puede llegar a sangrar el área afectada.

Las picaduras de medusas más graves pueden afectar distintos sistemas corporales. En el caso de que se noten estos síntomas, lo mejor es ir a un médico. Estos pueden ser:

- Dolor de estómago, náuseas y vómitos

- Dolor de cabeza

- Dolores o espasmos musculares

- Debilidad, somnolencia, desmayos y desorientación

- Dificultad para respirar

- Problemas cardíacos

Aliviar picaduras de mosquito

La gravedad de la reacción depende de lo siguiente:

- El tipo y tamaño de la medusa

- La edad, tamaño y estado de salud; las reacciones graves son más probables en niños y en personas con problemas de salud

- Tiempo de exposición a los tentáculos

- Cantidad de piel afectada

                                                              

Tratamiento

En No + Mosquitos te proponemos algunas indicaciones para “calmar la picazón” de la zona afectada por la picadura de medusa, y así, evitar posibles reacciones alérgicas en la piel.

Disponemos de cremas para aliviar picaduras que calma la sensación de ardor, refrescando la zona de la piel afectada. También sirve, incluso para otro tipo de irritaciones cutáneas molestas, ya sea por el sol o la alergia.

Mediante la aplicación de una crema antimedusas, podemos reducir la molestia. La crema solar no evita las picaduras, pero si reduce la intensidad del picor.

El proceso que hay que seguir si recibes una picadura es el siguiente:

  1.       Acudir al puesto de socorrista si lo hubiera.
  2.       Sanear la zona de la piel (con suero fisiológico o agua salada).
  3.       Aplicar frio a la zona (hielo envuelto en una toalla, compresa o utilizar alguna crema refrescante).
  4.       Quitar los restos del tentáculo con pinzas o guantes.
  5.       No utilizar orina, ni arena. Tampoco frotarse con toallas ya que esto inflamaría más la zona.
  6.       Acudir a un médico si los síntomas son más graves.

Por último, es muy importante prestar especial cuidado con los bebés pues presentan un sistema inmunológico inmaduro que no es capaz de reaccionar de manera completa ante este tipo de ataques.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

¡Lo más vendido!

Promociones especiales